Una innovación orgánica nos brinda la solución: bronceado sin sol

Por María José Armándola - Lic. en Kinesiología y Fisiatría - (Mat. 939)

Tomar riesgos es valorar más las respuestas que las preguntas, aunque ellas no lleguen cuando las necesitamos. En ese caso, habremos tomado la decisión y ya estaremos persiguiendo nuestros sueños o viajando detrás de lo imposible. Pero llegará el tiempo donde aquellas respuestas se presenten ante nosotros muy frescas y decididas, pero para entonces ya tendremos nuevas preguntas. A esto le hemos puesto, con mucha seguridad, un nombre muy conocido para todas: experiencia.

Unos días atrás, una querida amiga, que confía en nuestros tratamientos porque ya ha usufructuado muchos de nuestros tratamientos y sus beneficios, se acercó a nuestro instituto con la intención de interiorizarse acerca de un tratamiento que tenemos en el Centro de Kinesiología y Estética Armándola (CKEA).

Esto es habitual y sucede todo el tiempo, de modo que no nos sorprendió. Desde luego nosotras impulsamos siempre a nuestras pacientes a interiorizarse lo más posible acerca de los procesos y tratamientos, y siempre proponemos un encuentro informativo exhaustivo para que no queden dudas, tanto en los procedimientos vinculados a la estética, como así también en las intervenciones vinculadas a la kinesiología o la fisiatría.

Lo que sí fue extraño -aunque no deja de ser correctísimo- es que nuestra querida amiga, profesional, joven ejecutiva de un banco con un hijo de cinco años, se se acercó al escritorio y extrajo de su cartera una libretita con unas anotaciones.

Por supuesto que la invitamos a ponerse cómoda y mientras conversamos me dijo con seguridad: “Me dijeron que tenés un buen tratamiento para obtener un color regular en la piel y como este año no puedo irme de vacaciones y no tengo tiempo libre quiero probarlo. Y estoy aquí con todas las preguntas que me surgieron y espero puedas responderme”.

Más allá que el episodio define en su total dimensión los nuevos tiempos y la determinación de las mujeres en todos los aspectos de la vida, la requisitoria me gustó mucho porque no sólo pone a prueba el conocimiento de nuestro equipo acerca de los tratamientos que ofrecemos, sino que ejercita la plataforma de atención al paciente con cordialidad, paciencia e información.

De manera que me apresté a ser parte de una divertida entrevista sobre cómo lograr un buen bronceado con un sistema seguro.

Antes de comenzar, pensando en esta querida columna, me tomé el atrevimiento de pedirle que, al terminar lo que parecía ser una prolongada entrevista periodística, me regalara el listado de preguntas.

Reproduzco aquí el diálogo, en forma coloquial pero incorporando los aspectos técnicos científicos necesarios para combinar la frescura del diálogo con el rigor necesario para todas ustedes, mis queridos lectores .

Referencias

Empecé hablando yo, sin darle margen para la primera pregunta porque inferí por dónde venía la mano.

-Mirá- le dije con la confianza que nos tenemos de tantos años. -No tenés porqué preocuparte. Es un sistema de bronceado sin sol, no invasivo, que se aplica con pincel de aire sobre todo el cuerpo y te permite transitar el verano con un tono natural, saludable duradero y evitar los riesgos que implica la exposición solar y soluciona tu falta de tiempo-, reseñé.

Entonces ella apela al cuestionario que trajo desde su casa.

-¿De qué se trata este tratamiento?

- Se trata de un bronceado orgánico natural por vaporización que se aplica en todo el cuerpo y logra un color natural, saludable y duradero, evitando los riesgos que implica la exposición solar. El bronceado es parejo y no deja marcas, lográndose por la aplicación de una solución elaborada con una rigurosa selección de componentes naturales que dejan como resultado una piel hidratada y suave con un bronceado satinado. Y si me vas a preguntar si tu piel, delicada y blanca, es adecuada para el tratamiento me adelanto a decirte que el sistema es adecuado para todo tipo de piel, incluso para las más sensibles. Se aplica velozmente en sesiones cortas, a cargo de especialistas capacitadas.

-¿Crees que voy a tener los resultados que busco?

-Claro. Vas a impactar con un bronceado parejo. Te digo más: gracias a la aplicación de una solución elaborada con una rigurosa selección de componentes naturales con propiedades humectantes, antioxidantes y nutritivas, el bronceado orgánico natural te ayuda a conseguirlo con una piel hidratada, suave y satinada con un tono dorado súper natural.

-¿A qué debo atenerme?

-Bien, veamos con detenimiento esta pregunta porque requiere una respuesta precisa y científica y me gustaría que te quede claro. Se trata de un activo orgánico, que es una molécula derivada de la caña de azúcar que actúa coloreando los aminoácidos de las capas más superficiales de la piel, generando, así, un bronceado perfecto. Es 100% natural y actúa sobre la superficie de la piel sin penetrar a capas inferiores.

Como te dije anteriormente, esta aplicación es apta para todo tipo de piel y se realiza en sesiones de 30 a 50 minutos. Además, para complementar este bronceado, se puede combinar con cabina solar vertical de colágeno y UV. También podes solicitar tu set de cremas ideales para utilizar en la comodidad de tu casa.

-¿Cuánto dura el proceso?

-El bronceado dura entre 3 a 7 días según el proceso de exfoliación natural de cada tipo de piel.

Cuidados y recomendaciones.

El diálogo avanzaba en forma dinámica y amena, departiendo el momento con alegría y ambas estábamos cómodas. Yo intentaba generarle confianza al asegurarle que la técnica se adapta a cada tipo de piel y las aplicaciones son planificadas junto a la paciente para optimizar el bronceado de acuerdo a cada tipo de epidermis. “El sistema de vaporización utilizado distribuye el producto en forma uniforme y pareja”, le aseguré. Entonces ella volvió a su lista de preguntas.

-¿No es contraproducente si tomo sol alguna vez?

-Sí, se puede tomar sol al mismo tiempo, siempre en los horarios recomendados y con la protección adecuada.

-¿Qué cuidados hay que tener?

Bueno, voy a detallarte una serie de recomendaciones para que las tengas en cuenta y las realices para más seguridad y evitar cualquier externalidad del sistema. Te solicito lo siguiente:

- Deberías hacer una exfoliación en todo el cuerpo antes de la primera aplicación. Usa un paño o un producto exfoliante para eliminar el exceso de células muertas de la piel. Dedica un poco más de tiempo a las áreas con piel más gruesa, como las rodillas, los codos y los tobillos. Sécate la piel.

- No uses cremas ni maquillajes antes de la aplicación, ya que pueden actuar como barreras y no dejar actuar al 100% el producto.

- Luego de la aplicación espera por lo menos cuatro horas para ducharte. Cuanto más tiempo se deje actuar el producto, el bronceado será más intenso.

- Para mantener el bronceado es esencial mantener la piel bien hidratada.

Convicción

Como siempre le digo a mis pacientes, la duda genera incertidumbre y no es bueno comenzar un tratamiento sin la convicción necesaria. Es cierto que es imposible brindar el máximo de garantías, pero en CKEA trabajamos para disminuir todo riesgo y trabajamos con la convicción necesaria para que puedas entregarte con confianza.

De allí que todo el tiempo recomendamos, y no nos cansamos de hacerlo, acerca de la necesidad de consultar a un médico especialista.

Una forma excelente de lograr un bronceado parejo y con una piel sana, humectada y cuidada es a través de bronceado orgánico natural y la posibilidad que nos ofrece este sistema.

Hablo de esto con mi paciente, que parece no tener más preguntas escritas y conversamos sobre lo nocivo del sol en algunas horas, la irresponsabilidad de algunas personas de no protegerse. De allí que la buena opción que resulta el bronceado orgánico natural por vaporización y de las ventajas que conlleva.

Mi amiga, siempre sin tiempo, se mostró satisfecha con las respuestas y la conversación y chequeó la hora en su teléfono celular que mantuvo siempre sobre la mesa y al que acudió sólo apenas un par de veces durante toda la entrevista.

Acordamos un día para el comienzo del tratamiento, nos dimos un “puñazo”, atendiendo a los protocolos de los tiempos que corren aunque me hubiese gustado abrazarla, y nos despedimos. Ella tomó su cartera y salió de CKEA con rapidez no sin antes cumplir su promesa de arrancar la hoja de su cuaderno con las preguntas que trajo desde su casa y dejarla en el escritorio.

Seguramente, hoy día, a un par de semanas de este episodio, los clientes de su banco estarán notando el cambio en su piel con un bronceado parejo y sugerente, aunque quizá no adviertan que es orgánico con pulverizador.

Si vos tenés alguna duda o ganas de conversar sobre este tema, te vamos a recibir como amiga y podremos repetir esta experiencia. No lo dudes. Te esperamos.

Para más información podes escribir al WhatsApp 3434462213 o en nuestras redes: instagram: @ckearmandola

Facebook: CKEA de María José Armandola

Dirección: Casa central: Vélez Sarsfield 721. Sucursal: Mitre 171 los dos en el parque Urquiza de la ciudad de Paraná.

Una innovación orgánica nos brinda la solución: bronceado sin sol

Por María José Armándola - Lic. en Kinesiología y Fisiatría - (Mat. 939)

Comentá y expresate