Luego de poco más de 35 años de historia, cierra la Marroquinería Barzola de Paraná, ubicada en peatonal San Martín. La dueña del local explicó que la afectaron los altos costos, sobre todo impositivos. "Si querés trabajar honestamente no podés, porque no podés cubrir los gastos", lamentó.

Susana confirmó que durante junio y julio puso la mercadería en liquidación y que indemnizó a las empleadas. Además, expresó: "Estamos hace alrededor de 35 o 37 años. Se da todo con los aumentos que hay, los gastos son muy grandes. Siempre trabajé con todo el personal bien pago, en blanco, los impuestos y todo".

La comerciante ya había cerrado el año pasado otro local, llamado Kiwi, también del rubro, que se vio perjudicado por la caída de ventas y las dificultades para hacer frente a los costos. Respecto de este punto, fue consultada por radio La Voz y apuntó a que "los gastos fijos son parejos. Una parte del alquiler, pero los impuestos te matan".

A pesar de la decisión que tuvieron que tomar, se mostró positiva. "Termino feliz. Pude quedarme sin deuda, cumplir con todo. Lo más importante para nosotros siempre fue la honestidad. Me quedo con un montón de clientes amigos. La gente que está viniendo ahora se lamenta", aseguró, y contó finalmente: "Ya con los 72 años que tengo, quiero disfrutar de mis nietos y descansar".

Comentá y expresate