Una gallina que entró a un campo de juego durante un partido de fútbol de segunda división en Sisak-Moslavina (Croacia) murió al recibir una patada de uno de los futbolistas.

Iván Gazdek, jugador del NK Jelengrad, se enfureció a causa de la invasión de aves de un corral vecino, las persiguió y le dio una mortal patada en la cabeza a una de ellas.

Embed

En las imágenes se aprecia que la gallina cayó muerta luego de lo cual Gazdek procedió a tomarla de las plumas y lanzarla fuera de la cancha por encima de una cerca que la separaba de la propiedad.

El futbolista, de 23 años, se disponía a regresar al juego pero, para su sorpresa, el árbitro lo esperaba con una tarjeta roja directa "por conducta antideportiva". "Créanme, no fue intencional. La maté por accidente", explicó Gazdek a 24 Sata, publicó Rosario 3.

Comentá y expresate