El experimento de energía solar de Tesla, en Australia, parece funcionar. Y la mejor forma de ver el éxito del sistema es con unafactura de luz que recibió la primera familia de Sidney que cuenta con esta solución tecnológica.

Nick Pfitzner instaló en su hogar el sistema Tesla Powerwall, que se basa en un panel solar y una batería de la compañía fundada por Elon Musk. La empresa que realizó la implementación mostró un informe con la factura de luz de esta familia, cuatro años después de haber contado con esta solución. Las cuentas muestran que ahorraron U$S 8.463.

"Los Pfitzner ahorraron un promedio de 2.115,86 dólares cada año en las facturas de su hogar. Lograron alimentar de energía su hogar por 46 centavos por día, usando aire acondicionado, electricidad y electrodomésticos de manera normal", informó Natural Solar.

Esta casa en Sidney solía pagar, en promedio, 572 dólares por trimestre de luz. Ahora, la factura es de U$S 45,16.

"Para muchas familias, estos resultados se asientan firmemente en el reino del 'demasiado bueno para ser verdad'. Nick fue una de las primeras personas en el mundo en tener instalado su Tesla Powerwall, y comenzó lo que llamamos el 'auge de la batería' a nivel mundial. Ver los números que se acumulan después de cuatro años demuestra que la tecnología realmente está aquí para quedarse, y probablemente solo continuará creciendo con una gran demanda en todo el mundo", declaró el CEO y fundador de Natural Solar, Chris Williams.

Esta familia fue una de las primeras en contar con esta tecnología, que ya evolucionó. Tesla ya lanzó una segunda versión, con el doble de capacidad de energía y una implementación más económica, por lo que en teoría el retorno de la inversión debería ser más rápido, publicó TN.

Comentá y expresate