Al menos 19 personas han muerto y 31 han resultado heridas en dos explosiones en talleres de pirotécnia en la zona conocida como La Saucera, en Tultepec, una localidad al norte de la capital, en el Estado de México.

El gobierno del Estado de México dijo en un comunicado que ocho personas de Tultepec murieron junto con seis miembros de personal de seguridad y otras dos víctimas aún no identificadas. La oficina de Protección Civil dijo después en su cuenta de Twitter que la cifra final de fallecidos había subido a 19, pero no especificó quiénes eran las víctimas.

Cuerpos de emergencia atendían el llamado de la primera explosión cuando se suscitó un segundo incidente, con lo que cuatro bomberos (3 locales y uno estatal) y dos policías (uno municipal y otro estatal) están entre los fallecidos. El resto, según las autoridades, son civiles aunque hay dos en calidad de desconocidos.

Al lugar del suceso ha llegado todo tipo de ayuda incluidos tres helicópteros. Un total de 300 elementos de seguridad pública y 120 unidades de atención a heridos se desplegaron en la zona.

Embed

Muchos de los vecinos en la localidad de Tultepec se ganan la vida fabricando y vendiendo fuegos artificiales de producción artesanal y, lamentablemente, las explosiones son frecuentes en este lugar.

En junio siete personas murieron y ocho resultaron heridas en una explosión en Tultepec. En diciembre de 2016, una detonación en un mercado de pirotecnia dejó decenas de personas fallecidas.

Este tipo de accidentes también ha ocurrido en otras partes del país. En 2002, una explosión en un mercado en el puerto de Veracruz mató a 29personas; en 1999, 63 fallecieron por la misma causa cuando una detonación afectó pirotecnia almacenada ilegalmente en Celaya y en 1988 un incidente similar provocó la muerte de al menos 68 en el mercado de La Merced, en Ciudad de México.

Las medidas de seguridad que los mercados y talleres de pirotecnia deberían seguir han sido materia de debate constante en el país. Aunque hay algunas regulaciones, algunos continúan haciendo petardos y otros productos, y vendiéndolos al público.

Fuente: El Nuevo Herald.

Comentá y expresate