La empresa Calisa (Complejo Alimentario Sociedad Anónima), perteneciente al Grupo Motta, concretó el primer embarque de carne aviar desde Racedo a Canadá, un logro destacable dado que se trata de un mercado altamente exigente en cuanto a estándares de calidad.

La exportación –11 toneladas de alitas de pollo cortadas congeladas que partió al país del norte la última semana– corona un largo trabajo de 14 años y permite mirar el futuro con optimismo porque esta operación puede generar la apertura de otros mercados igualmente exigentes.

“Nuestros equipos de Investigación y Desarrollo, Calidad, de Producción, de Planeamiento, de Integraciones y Comerciales trabajaron junto a Senasa y Cepa (Centro de Empresas Procesadoras Avícolas) para responder a los requerimientos de este exigente mercado para lograr la primera venta de alitas de pollo cortadas congeladas IQF (Frozen Split Wings)”, subrayaron desde la empresa.

El martes 7 de mayo de 2019 quedará registrado como un hito para a industria avícola argentina y nosotros fuimos los protagonistas”, agregaron, y enfatizaron que es esta primera exportación hacia Canadá “implica crecimiento y desarrollo de la empresa y la región”.

Héctor Motta, el titular del Grupo Motta, en diálogo con Dos Florines, dio detalles de esta operación, remarcó el carácter estratégico que la conquista de nuevos mercados internacionales tiene para el crecimiento de la avicultura argentina y, parafraseando al fallecido dirigente Guido Di Tella, ponderó el dólar “recontra alto” que devolvió competitividad al sector.

“Nuestra empresa sigue convencida de que, más allá de la participación de los productos avícolas en el mercado interno –hoy plenamente abastecido y satisfecho con un consumo de 46 kilos de carne y 385 huevos per cápita–, el crecimiento de nuestra actividad vendrá por los mercados internacionales. Y esa es la convicción que nos seguirá guiando y será nuestra hoja de ruta para los próximos años”, definió el empresario crespense.

La Operación Canadá

Al hacer referencia a la reciente exportación, Motta comentó que “lo que para nosotros es la Operación Canadá se inició en 2005 con un encuentro con un par de empresarios canadienses, en una localidad de Inglaterra. Ese fue nuestro primer acercamiento con gente de Canadá y allí expresamos nuestro deseo de formar parte de un mercado tan importante como el canadiense”.

Canadá, como Estados Unidos y tantos otros países, prosiguió Motta, “son los cultores de la expresión del libre mercado y son grandes exportadores, pero a la hora de pretender ingresar a esos mercados empiezan las complicaciones. Esto nos llevó a que las negociaciones nos llevarán 14 años de trabajo”.

Motta, en este sentido, destacó “la perseverancia del presidente de Calisa, el doctor Augusto Motta, mi hijo, que tuvo el tesón se seguir negociando con Canadá, a través de muchos encuentros. En 2017, recién, tuvimos la primera visita de los canadienses a nuestro país y allí fue habilitada nuestra planta para exportar. Y ahora, en 2019, se pudo concretar este primer embarque con un producto diferenciado de Calisa, porque una de las exigencias era entrar con un producto diferente a los del mercado canadiense, con lo cual hubo que trabajar con el equipo de ingenieros para desarrollar un producto específico para Canadá. Por eso quiero volver a destacar el logro de Augusto y de todo el equipo que lo acompaña por haber alcanzado este objetivo”.

Desafíos

Con presencia en varios países del mundo, el Grupo Motta y, concretamente Calisa, tiene a Estados Unidos como el gran desafío, aunque no el único.

“Después de Canadá, en un futuro, a nosotros nos interesaría ingresar al mercado de Estados Unidos, muy apetecible por su gran poder adquisitivo, que es un gran productor y exportador de carne aviar y huevo, pero a nosotros igualmente nos gustaría formar parte de ese mercado aunque sea con un cupo pequeño. Ese es el sueño del equipo de Augusto, en Calisa, y creo que lo van a lograr”, se esperanzó Motta.

La competitividad

Después de mucho tiempo, según el análisis de Motta, la Argentina “está con un dólar positivo” y “creo que nosotros tenemos que trabajar por muchos años con un dólar al estilo Di Tella, recontra alto, porque eso permitirá a la Argentina tener competitividad y estar con sus productos en el mundo en forma creciente”.

De mantenerse los costos internos y el dólar alto, agregó, “vamos a seguir teniendo la competitividad necesaria y esto va a estimular a muchas empresas, no sólo la nuestra, a seguir exportando”.

Los precios

Motta, en otro orden, consideró que dentro de una gama de 30 productos de consumo masivo “nosotros seguimos creyendo que el huevo es un producto barato, por debajo de los precios internacionales, no hay estampida de precios y hay una muy buena producción para el mercado argentino. Y lo mismo ocurre con la carne aviar que tiene un precio accesible. De las carnes, la de pollo es accesible con respecto a las rojas, especialmente en momentos como los actuales, de bolsillos cortos”.

Fuente: Dos Florines

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Con la suba del dólar y la inflación, ¿en qué invierte?

Comprar alimentos y bebidas
Colocar plazos fijos
Comprar dólares
No tengo posibilidad de inversión
ver resultados

Las Más Leídas