Se volvió viral y generó gran polémica en la ciudad una imagen del ingreso a Bovril, en el departamento La Paz, en cuyo arco de acceso puede leerse: "La comunidad de Bovril desea aborto legal".

"Esa foto está trucada, al igual que las de otros espacios públicos de la ciudad", aclaró el intendente, Alfredo Blochinger -de Cambiemos-, quien manifestó "el repudio mío y de toda la comunidad a este tipo de cosas". "Es producto del fanatismo de algunos; lo trucan, obviamente, para generar cuestiones a favor de esa postura, para imponerla", dijo en diálogo con AHORA. Y en ese sentido, calificó la edición de "actitud desubicada, totalmente perversa, fraudulenta, deshonesta y fascista".

El mandatario consideró que lo sucedido "es lamentable" y contó: "Tuve que salir yo a explicar en todos los medios de Bovril que no tenía nada que ver con esto y que no es ninguna cuestión impulsada por parte del Gobierno municipal". "Al contrario, uno trata de no expresar públicamente una postura de estas para no alentar ni desmerecer las otras, porque considero que las de las personas comunes se basan en principios muy profundos, son posturas muy íntimas de cada uno basadas en sus creencias, experiencias y situaciones particulares, no en cuestiones políticas. Cada uno de los miembros de mi Gabinete tiene su postura y no hacemos proselitismo con ellas", expresó.

La viralización de la imagen editada por Julián Franco, oriundo de Bovril, estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política de la Universidad Nacional de Entre Ríos, "por supuesto que generó polémica", señaló el intendente. "Primero, como creían que era cierto, repudiaban al municipio y eso me obligó a mí a aclarar que no era así; después, vino el repudio hacia quien provocó esta situación trucando las imágenes. No puedo afirmar quién es porque las redes sociales no permiten saber el autor fehaciente, pero tengo entendido que se trata de un estudiante de Bovril que se encuentra en la ciudad de Paraná militando en un determinado partido político", indicó.

"Es una actitud desubicada, totalmente perversa, fraudulenta, deshonesta y facista, y creo que es lo más bajo que se puede hacer con una cuestión pública y sobre todo con un tema tan delicado y sensible a las personas, porque esto no es un chiste que se hace en una red social", opinó Blochinger. "Por eso, hago mi crítica también al mal uso que se hace de las redes sociales: no hay que involucrar a toda una comunidad con una postura, siendo que no es así, y tratar de posicionarse políticamente con ese tema me parece totalmente perverso", concluyó.

LA RESPUESTA DEL AUTOR DE LA IMAGEN

A su turno, en diálogo con AHORA, Julián Franco reconoció la autoría de la imagen, explicó cómo surgió la iniciativa virtual y le contestó al mandatario bovrilense. "La verdad que nunca me imaginé el revuelo que se iba a armar", dijo. Y pidió aclarar: "Yo no milito en ningún partido político". "Sí milité en el Partido Socialista, al que sigo afiliado porque no hice el trámite de desafiliación, pero no milito más ahí ni en ninguna agrupación estudiantil. Sí trato de acompañar las actividades del sindicato de los docentes universitarios, Sitradu, pero sin actividad militante. Y me considero de izquierda, eso sí", sostuvo.

El joven indicó además que la del ingreso no era la única ni la primera imagen que editaba sobre el tema aborto legal. "Yo ya había hecho otra un día a antes", dijo y explicó: "Allá en Bovril se hace el Festival del Gurí, cuyo logo son cuatro niñes yendo hacia la ciudad. Y yo con una edición le puse el pañuelo verde por el aborto legal a esos niñes. Luego me enteré que el intendente vio la imagen y mandó a sacar los pañuelos donde no había nada. Alguien conocido de Bovril, que obviamente está a favor y se enteró de eso, me dijo: 'Hacé otra', a ver si así se armaba un juego y otra vez mandaba a sacar la intervención que él pensó que era real. Entonces se me ocurrió hacer lo del cartel, que fue lo que generó el revuelo", manifestó.

espacio público Bovril aborto legal.jpg

Sobre la imagen que se volvió viral y generó la polémica, dijo: "Lo tomé como una edición más vinculada con el arte, si se quiere, pero que también es política". Y consideró que el "revuelo" generado en la localidad a raíz de la foto intervenida "colaboró, fue un grano de arena para instalar el debate en la comunidad de Bovril".

En ese sentido, contó: "Hoy en el colegio católico secundario de la ciudad -Instituto Privado San Pompilio- fueron un par de chicas con el pañuelo verde por el aborto legal". "Entonces, creo que en los más jóvenes se está instalando el debate y estaría bueno escuchar la voz de esas mujeres en vez de que estemos hablando dos varones", dijo en referencia al debate con el intendente.

Además, pidió "no correr el eje, porque lo importante acá es lo que se está tratando en la Cámara de Diputados". E insistió: "Estamos hablando dos hombres sobre qué hay que hacer con el cuerpo de las mujeres en un tema tan político, no íntimo, en eso difiero con él -Blochinger-, porque las posturas son políticas y él debería saberlo ya que es intendente".

"El intendente anda flojo de conceptos si trata de facista a quien hizo esto", expresó Franco. Y ahondó: "Yo soy estudiante de Ciencias Políticas, lo no quiere decir que tenga la razón por estudiar eso, pero tengo más o menos una idea de lo que es facismo, y tiene que ver un poco con la reducción de libertades y derechos. Entonces, facista en todo caso es negarse a que las mujeres puedan decidir sobre su propio cuerpo, facista es repudiar la libertad de expresión, porque la gente que está en contra de los avances de los derechos de las mujeres antes se escandalizaba porque se pintaba una pared, y ahora se están escandalizando porque alguien edita una imagen. Sería una especie de vandalismo virtual, me parece que lo piensan en esos términos", señaló.

En esa línea, el estudiante aclaró: "Yo no lo hice pensando en que todo Bovril apoya el aborto legal. La imagen no está pensada en términos reales, sino que es hasta lúdico, una utopía mía que es compartida con mucha gente, sobre todo las mujeres". "El intendente repudia que la imagen hable por la comunidad y después sale él a repudiar en nombre de toda la comunidad", cuestionó. "Él ha sido votado en las urnas, obviamente, por un margen muy amplio de votos, pero me parece que le está errando si su opinión respecto a este tema representa a toda la comunidad", dijo. Y le pidió al mandatario: "Estaría bueno que dijera qué opina él, porque no son posturas íntimas sino posturas políticas. Acá lo que está en juego es la vida de las mujeres".

Finalmente, acerca de la posibilidad de que la gente se haya sentido engañada por la foto que intervino, Franco dijo: "No fue esa mi intención". "Es muy fácil corroborarlo, la gente pasa constantemente por ahí y ve que el cartel no dice eso", añadió.

"El intendente termina saliendo a la defensiva porque evidentemente está en contra del aborto legal y eso es estar a favor del aborto clandestino. Cada uno puede creer en la religión que quiera, pero el Estado debe ser laico", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate