Vany Vicious, una modelo de Miami, Estados Unidos, descubrió una sencilla e ingeniosa manera de ganarse un dinero extra con un negocio que lanzó por Internet.

La instagrammer, de 32 años, reveló a un medio local que gana cerca de 1.000 dólares al mes vendiendo las bombachas que usó después de hacer deporte, de tener relaciones sexuales, e incluso, después de llevarlas puestas durante todo el día.

En total, esta "changa" le deja un promedio de 12.000 dólares al año, algo así como 720.000 de pesos argentinos.

La mujer, quien tiene más de 620 mil seguidores en Instagram, contó que comenzó a vender su ropa interior porque sus seguidores "se lo pedían mucho". Incluso manifestó que sus fans le han pedido medias usadas.

“Cada par [de medias] puede ir de 50 a 100 dólares, dependiendo de la actividad”, detalló.

Por otro lado, Vany tiene otros dos negocios para aumentar sus ganancias: posee tiendas online "especializadas en ropa, joyas y trajes de baño asequibles para mujeres". Según indicó, quiso emprender esos negocios porque el modelaje “no durará para siempre”.

Fuente: Crónica

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate