El sargento retirado, cuyo testimonio es clave en virtud de la labor que desempeñó en la investigación, dijo antes de comenzar a declarar que se encuentra amenazado de muerte.

"Estoy amenazado de muerte desde fines del año pasado. Tenía pensado retirarme pero eso aceleró mi retiro", destacó.

Frías sostuvo que en esa amenaza le hicieron referencia a su trabajo en la causa que se debate actualmente en la Justicia Federal.

"La Delegación Paraná de la Policía Federal Argentina podría haber hecho algo", recriminó.

Luego recordó que seguidamente "amenazaron al juez y a un reconocido periodista", donde sí se tomaron medidas. En ese marco, agradeció al Tribunal Oral Federal por garantizar que pueda prestar declaración.

Acto seguido, el sargento comenzó a relatar detalladamente su intervención en la causa, tanto a través de las escuchas como del trabajo de campo en el seguimiento de los sospechosos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate