En Turquía un sismo de magnitud de 6,8 causó al menos 22 muertos, además de 1200 heridos. Equipos de rescatetrabajan a contrarreloj en la zona afectada para encontrar posibles sobrevivientes. En las últimas horas, 41 personas pudieron ser rescatadas.

El temblor que se sintió también en países vecinos dejó decenas de edificios derrumbados, en los que socorristas trabajan sin parar con excavadoras, sierras eléctricas o con sus mismas manos.

Según expresó la presidencia turca, unos dos mil rescatistas fueron enviados a la provincia de Elazig y también a la vecina Malatya, que fue otras de las regiones afectadas. Hasta el momento, pudieron sacar con vida de los escombros a 41 personas, principalmente en la zona del epicentro del sismo.

En ese contexto, tanto gimnasios, escuelas y bibliotecas se pusieron a disposición para recibir a las personas que tuvieron que ser evacuadas de sus domicilios.

Mientras tanto, en redes sociales se reprocha el "laxismo" de las autoridades a la hora de hacer frente a un terremoto; acusaciones que fueron inmediatamente refutadas por el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan. Al respecto, el fiscal general turco anunció que se abrirá una investigación sobre los autores de "provocaciones" en las redes sociales.

Turquía es un país que suele ser escenario de sismos. En 1999, un terremoto de magnitud 7,4 sacudió el noroeste del país y causó más de 17.000 muertos, un millar de ellos en Estambul. Mientras que el último sismo potente se produjo en 2011 en la provincia de Van (este). Este fue de magnitud 7,1 y mató a 600 personas, publicó TN.

Comentá y expresate