UN SAN VALENTIN CON SABOR A CHOCOLATE

Por Karina Vilella y Paula Zaccaro

Como ya los tenemos acostumbrados y sin poder salir de este toc, iniciamos este tema que nos apasiona con su origen etimológico: xocolātl, referente a la «bebida espumosa hecha de cacao» y cuyo significado es agua agria.

La historia del chocolate por estos lares, empieza con la llegada de los conquistadores españoles. Se dice que el emperador azteca Moctezuma bebía todos los días 12 tazas de un brebaje muy particular para poder, como decirlo protocolarmente…cumplir con los pedidos amorosos de su harem.

En aquella época, la rutina indicaba que, por las mañanas, todos los hombres, servidos por sus mujeres, tomaban chocolate caliente con un trozo de chile para tener las fuerzas necesarias para el trabajo que les esperaba. Durante el resto del día el brebaje se disfrutaba a temperatura ambiente. Los hombres llegaban del campo a primeras horas de la tarde y efectuaban su comida principal a base de tortillas de maíz, frijoles y por supuesto, chocolate.

Sobre el carácter afrodisíaco, estaban convencidos que los poderes que poseía, daba fuerza y vigor sobre quienes lo bebían; ya que estaba constituido por una mezcla de vino o puré fermentado con el agregado de especias, pimentón y pimienta. Este brebaje bastante singular, era al parecer, muy enriquecedora en el campo del amor.

Si bien el alimento rico en nutrientes, es adorado por niños y adultos, en ese entonces, la bebida dulce codiciada, estaba prohibida para los más pequeñitos por ser considerada un potente afrodisíaco y no se equivocaba tanto! La historia ha demostrado que este alimento, pues durante nada menos que tres siglos, se asoció su imagen a la lujuria y la depravación, luego siglos más tarde, esta actual golosina, fue considerada una medicina reconstituyente ye incluso, legó a ser parte de las raciones de combate de la Royal Navy en el S.XVIII y del Ejército de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Pero volvamos a esta curiosa observación. Si bien el chocolate posee propiedades fabulosas, nos vamos a dedicar sobre su poder euforizante. Es considerado el afrodisíaco número uno de la humanidad. Las hormonas que se encuentran en el cacao, la feniletilamina (FEA) y la serotonina, son las responsables de estimular la sensación de bienestar en el cerebro; aumentando la circulación sanguínea y los niveles de resistencia y energía generando de este modo, una total sensación de placer…

Nosotros este 14 de febrero, vamos a cerrar los ojos, esperar que se derrita en nuestra boca y disfrutar del universo de aromas, texturas y blends de sabores únicos que nos propone Puro Cacao, made in Argentina

Embed

*Puro Cacao llega a toda la Argentina, visita su web: https://www.purocacao.com/

Comentá y expresate