Un preso y su novia protagonizaron un episodio insólito -y digno del arte circense- en la prisión judicial José Antonio Anzoátegui de Venezuela. El joven hizo gala de su flexibilidad y en un acto de contorsionismo se escondió dentro de una valija, con la intención de fugarse de la cárcel.

La joven fue a la cárcel junto a su hija -de 6 años- para visitar a su novio que atraviesa la condena de 9 años y 8 meses por haber robado un vehículo. Allí el preso Ibraim José Vargas García se metió dentro de la valija rosada. Una vez finalizado el lapso de la visita, la novia intentó salir de la prisión, pero no fue tan sencillo.

Quizás notaron el nerviosismo en la joven, tal vez los delató el peso del bulto o simplemente no fue fácil que la valija de fuerte color rosa pasara desapercibida. Lo cierto es que los guardias detectaron la improvisada movida de la pareja y le pidieron que la abriera para chequear su contenido.

Lo que descubrieron genera sorpresa y no deja de tener una dosis de humor. Como muestra la foto, el preso se las arregló para esconderse dentro de la valija, pero eso no fue suficiente para huir. Se desconoce si el hombre enfrentará nuevos cargos por el intento de escape y si su pareja será procesada criminalmente por colaborar en el proceso.

586f503cab120 586f503cc2f65

Comentá y expresate