Un preso de Paraná cometía robos a mano armada cuando salía a capacitarse de las Unidad Penal. Así se desprende de una investigación encarada por la Policía al conocerse una serie de violentos asaltos a punta de pistola que tuvieron lugar en la capital, y que habrían sido protagonizados por el interno apuntado.

Se trata de un joven de Santa Elena, apodado "Pori", alojado en la Unidad Pre-Egreso, que concurría lunes, martes y viernes a un Centro Comunitario -donde era panadero- y que además iba a la escuela de noche. El sospechado fue auditado durante varios días por funcionarios policiales, a raíz de graves denuncias donde el sujeto era acusado de cometer asaltos con arma de fuego, informó la Policía a través de un comunicado.

Finalmente, el muchacho fue nuevamente puesto en forma permanente en la cárcel, tras haber sido detenido el lunes por la tarde en plena vía pública. "Resultó sumamente necesario entonces solicitar se tomen medidas al respecto en relación al sujeto investigado, puesto que se ha demostrado que es una persona violenta, agresiva, capaz de atentar contra la vida de las personas. Queda demostrado que concurre a la totalidad de los robos que perpetra armado y con municiones aptas para utilizarlas en caso de repeler alguna acción, que es un masculino con vasta experiencia en el ámbito delictual, queda en evidencia que se encuentra 'jugado', capaz de todo por no ser privado nuevamente de su libertad por hechos de los cuales no se encuentra cumpliendo condena" señalaron desde la fuerza.

La Policía aclaró además que el sospechoso incumplía los horarios asignados para hacer el curso e ir a la escuela: "Se lo ha observado dirigirse hacia otros sitios que nada tienen que ver con los dispuestos por el Servicio Penitenciario, como por ejemplo el sector de la denominada Villa 351".

Con orden judicial, además, se allanó la casa Pre-Egreso que ocupaba el imputado, donde encontraron prendas que habrían sido usadas en los asaltos.

Comentá y expresate