Un policía de Gualeguaychú le realizó tareas de RCP -Reanimación Cardiopulmonar- a una joven y le salvó la vida.

Una mujer que se encontraba en estado desesperante fue trasladada en un patrullero mientras se le realizaba el procedimiento de RCP para mantenerla con vida. "No esperé a la ambulancia porque era prioritario salvarle la vida", declaró el policía.

Un policía tomó la decisión de subir al patrullero a una joven mujer de 20 años, que se encontraba extremadamente delicada, al atravesar una convulsión severa por epilepsia.

El hecho sucedió en una humilde vivienda de Clavarino y Misiones, cuando la policía fue alertada de lo que ocurría mediante un llamado telefónico.

Al identificar la gravedad del cuadro el funcionario oficial ayudante Marcelino Páez, no esperó la llegada de la ambulancia y rápidamente la trasladó al hospital Centenario, realizando las primeras maniobras de RCP arriba del móvil policial.

Al llegar al nosocomio con vida el médico que la recibió manifestó que el estado era de gravedad por lo que continuaron con la práctica de reanimación.

Desde la Policía sostienen que no está permitido subir a patrulleros, pero a veces el riesgo lo toman los policías frente al cuadro de desespación de las personas con algún problema grave de salud.

El policía declaró ante la fiscal interviniente que "tomó la decisión de subir al móvil policial a la persona que se encontraba en situación delicada sin dar intervención a la ambulancia porque el objetivo era salvarle la vida", publicó Máxima Online.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate