Un policía concordiense le salvó la vida a una beba de casi un año. El hecho ocurrió la noche del lunes, cuando el efectivo se encontraba custodiando la vía pública, más precisamente en la zona de calle Odiar al 2.500.

Según informó Diario Río Uruguay, los gritos desesperados de una madre advirtieron a Mauro Altamirano, quien acudió y observó que la pequeña ya no respiraba.

En ese momento, comenzó a realizarle trabajos de reanimación hasta que la pequeña rompió el llanto y volvió a respirar.

Según se indicó, la beba se encuentra en buen estado de salud y fuera de peligro. La madre y los vecinos que miraban atemorizados por el cuadro médico, felicitaron y aplaudieron el accionar del efectivo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate