Los trabajadores del hospital Santa Casa de Novo Horizonte, en Brasil, llevan cuatro meses siendo testigos de una conmovedora historia. Un perro se ha quedado todo ese tiempo velando a su dueño en la puerta del sanatorio donde lo vio por última vez.

Lo que el animal desconoce es que el hombre falleció. Su dueño era un hombre en situación de calle que recibió una puñalada en una pelea callejera y fue trasladado al hospital donde finalmente murió como consecuencia de las graves heridas.

No obstante, según medios locales, desde entonces su perro, que había adoptado durante su difícil situación en la calle, sigue esperándolo en la puerta del centro sanitario.

Embed

Una paciente del hospital se fijó en el animal, publicó la historia en redes sociales y se viralizó rápidamente.

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate