Un grupo de diez personas que integra el parque de diversiones itinerante Vanileo Park, se encuentra varado en Bovril hace más de dos meses, cuando comenzó la cuarentena por coronavirus. “Estamos en situación crítica”, dijo a La SextaJosé Luis Guasconi, el líder del equipo, quien reconoció que viven de la solidaridad de los vecinos, que apenas consiguen qué comer día tras día y que necesitan ayuda para poder sobrellevar la difícil situación en la que se encuentran.

Las autoridades locales “están viendo si a lo mejor pueden hacer un protocolo para que podamos trabajar, pero el asunto es que hay que ver si viene la gente, porque por la pandemia no quieren que los vecinos salgan masivamente”, contó.

parque diversiones bovril 2.jpeg

“Somos alrededor de 10 personas que venimos de Mendoza, de donde es mi esposa. Nosotros solemos estar un mes en un lado, un mes y medio en otro y así asiduamente, porque somos un parque itinerante, pero ya hace más de dos meses que estamos varados en Bovril. Llegamos acá en marzo, pudimos trabajar la primera función y después nos vinieron a avisar que no podíamos trabajar más por el asunto de la pandemia, así que ahora estamos en una situación crítica, porque lo nuestro es el trabajo del día a día”, lamentó Guasconi, correntino de 57 años.

El hombre contó que aparte de él y su esposa mendocina, de 50 años, en el grupo “hay personas de distintas edades y orígenes: una bebé de dos años; una nena de 13; mi nieto de 15, que es de Posadas, Misiones; mi hijo mayor, de 36 años, mi hija de 32; mi suegra de 72”, entre otros integrantes.

Para subsistir sin poder trabajar, “uno de mis nietos sale a vender cositas para conseguir la diaria y así poder comer, pero ya está muy brava la situación”, sostuvo el hombre. “Vende barbijos, condimentos, especias, un hombre de acá le dio unos budines para vender y como sea, uno se la rebusca”, agregó.

LA SOLIDARIDAD DE BOVRIL

“Gracias a Dios, la Municipalidad se ha portado muy bien: el terreno en el que tenemos nuestras casas rodantes es municipal, nos dejan estar acá, nos dan el agua, la luz, que es algo fundamental; también nos ayudaron al principio con mercadería y después nos dijeron que cualquier cosa vayamos a buscar al comedor”, destacó.

Y se encargó de subrayar que “la gente de Bovril se ha portado muy bien” con su familia y los integrantes del parque. “Gracias a Dios, la gente ha sido muy benévola con nosotros, muy allegada, porque nos traen cosas, nos acercan harina, yerba, fideos, arroz, y con eso cocinamos y comemos a diario; gracias Dios que es así porque si no, no sé cómo uno se las arreglaría”, señaló.

“Uno no sabe cómo explicar que haya gente tan buena; quizás si nos hubiera tocado en otro lugar, no sé si nos hubieran aceptado tanto así como acá; gracias a Dios que todavía hay gente buena en esta Tierra; y ojalá que esto pase pronto para que nosotros podamos llevar toda la alegría posible a la gente de Bovril y a todos”, concluyó.

CÓMO AYUDAR

Lo que más necesita el grupo es alimentos y elementos de higiene, indicaron a La Sexta. “Estamos al lado de los Bomberos, en las vías del tren, en el medio del pueblo; ya la gente de Bovril sabe”, dijo Guasconi.

Todo aquel que quiera comunicarse con ellos para colaborar de alguna manera, puede hacerlo vía WhatsApp o llamada al teléfono: 345 448 93 06 (Alejo).

AYUDA DESDE OTRAS CIUDADES

"Por ahí si nos quieren ayudar personas que no sean de Bovril, y son varias familias, podemos juntar plata para el gasoil y mi abuela iría en el auto a buscarlo, creemos que nos van a dar autorización porque sería salir para buscar alimentos para poder comer", añadió Alejo, el integrante de la familia que vende elementos para subsistir, publicó La Sexta.

Comentá y expresate