Con un disparo en la nunca, el cuerpo de un niño de 12 años quedó tendido en la madrugada de este jueves sobre el pavimento de la Avenida Avellaneda y pasaje Rio de Janeiro, en Tucumán.Unsupuesto tiroteo con la Policía acabó con la vida de Facundo Burgos, que habría recibido un disparo desde una de las patrullas que lo perseguían. Los chicos habrían estado corriendo picadas.

Según informaron fuentes policiales, los dos motoristas se cruzaron con tres motos en avenida Benjamín Aráoz. Al intentar darles la voz de alto, los seis jóvenes emprendieron la fuga.

Siempre siguiendo con los dichos de la Policía, al llegar a la vieja terminal comenzó un intercambio de disparos. Luego de cruzar la calle Francia, dos menores cayeron de una de las motos a metros de la esquina de Avellaneda y Río de Janeiro.

Burgos fue trasladado al hospital Padilla, en donde perdió la vida y se constató que había sufrido una herida de bala en la zona de la nuca. El otro menor que viajaba en la moto, de 14 años, fue rozado por un proyectil en la cabeza, pero está fuera de peligro. En el transcurso de esta mañana será entregado a sus padres.

La fiscala Adriana Giannoni en un primer momento no había tomado medidas privativas de la libertad de los dos policías. Sin embargo, unas horas más tarde solicitó que se secuestren las armas reglamentarias.

Para que la etapa de instrucción tenga mayor transparencia, el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) se encargará de la investigación. En el lugar habrían encontrado vainas servidas de una arma de 9 milímetros y una arma calibre 22, indicó La Gaceta.

Comentá y expresate