Un estudiante de medicina de 24 años tuvo un heroico gesto el último fin de semana. Fue durante un partido de futsal que se estaba disputando en la cancha del Club Olimpia de Paraná, entre Aatra III y Don Bosco.

Álvaro Barattero, jugador de Don Bosco, le salvó la vida a una pequeña de seis meses, hija de un integrante del equipo rival, que se había ahogado y perdido el conocimiento. Gracias a la maniobra conocida como Heimlich -para bebés- la niña logró recuperarse.

La enorme actitud del joven fue valorada en las redes de su equipo, de Aatra III e incluso del la propia Asociación Paranaense de Futsal, que habida cuenta del antecedente brindará un curso de RCP para todos los afiliados.

Embed
Embed

Comentá y expresate