Por la disparada de los precios de los alimentos, remedios, alquileres y servicios de la vivienda, la canasta básica de los adultos mayores o jubilados ya vale $26.043,39 mensuales.

Así, en relación a un año atrás cuando valía $17.523, la canasta aumentó un 48,6%, según los cálculos de la Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires.

“Hoy hay más de un 70% de jubilados y pensionados sin poder cubrir estas necesidades básicas. Inclusive, en aquellos casos en los cuales se perciben dos haberes como jubilación y pensión estarían sólo aproximándose a los valores de esta Canasta, le dijo a Clarín el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino. Y agregó: “Seguimos reclamando que las jubilaciones y pensiones mínimas sean acordes a la canasta básica del jubilado".

Semino aclaró que los rubros que se consideran en la canasta son alimentos, productos de higiene y limpieza, medicación y artículos de farmacia, impuestos y servicios, transporte, vestimenta, gastos de vivienda y recreación. Remarcó que el valor de la canasta continúa denotando "un desfasaje con los haberes de jubilados y pensionados", que perciben una remuneración mínima de $9.300, quienes no llegan a cubrir el 30% del valor total de la Canasta. Ocurre algo similar con aquellos que cobraban haberes medios -alrededor de $11.500- y recibieron los reajustes por la aplicación de la Ley de Reparación Histórica sin lograr cubrir la totalidad de esta Canasta. Sin olvidar que las Pensiones No Contributivas y la Pensión Universal para Adultos Mayores están en un rango del 70 – 80% menos de la jubilación mínima, alrededor de $6.510 y $7.400, respectivamente”.

De acuerdo a los datos oficiales, con el aumento del 7,78% que entró en vigencia este mes, las jubilaciones y pensiones y demás prestaciones de la Seguridad Social acumularán un incremento del 28,45% desde septiembre de 2017, Por otro lado, los jubilados nacionales no recibirán ningún bono de fin de año a manera de compensación parcial por esas pérdidas, según con firmó el propio Mauricio Macri.

Por eso, Semino dijo que “exigimos al Poder Ejecutivo Nacional un urgente reajuste de emergencia para jubilados, pensionados y discapacitados, de $5.160, integrado a sus haberes, en tres cuotas sucesivas de $ 1.720, a abonarse con los mensuales de diciembre, enero y febrero, de tal forma que se constituyan como base de cálculo de la movilidad de marzo”.

Fuente: Clarín

Comentá y expresate