El domingo, personal de Comisaría Crespo y agentes de la Dirección de Prevención y Seguridad Urbana Municipal, tomaron intervención ante el evidente riesgo que representaba el desplazamiento descontrolado de un automóvil.

En inmediaciones a la estación de servicios ubicada sobre Ruta 12, muy próxima al acceso principal a la ciudad, se advirtió la circulación de un Peugeot 504, cuyo conductor no superó el test de alcoholemia ni el control de rutina.

El vehículo se encontraba al mando de un joven radicado en Paraná, cuya prueba de alcoholemia arrojó 1,45 gramos de alcohol por litro de sangre, además de constatarse la falta de documentación que acredite las condiciones de propietario o autorizado para circular y carencia de seguro.

Como consecuencia, el Peugeot 504 fue debidamente retenido, quedando alojado en el depósito municipal de Crespo, a disposición del Juzgado de Faltas.

Fuente: Radio La Voz

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate