Volodymyr Zelensky logró este domingo una abrumadora victoria en la elección presidencial de Ucrania ante el mandatario saliente, Petro Poroshenko, reflejando la desconfianza de los electores frente al poder.

El humorista de 41 años obtuvo 73,2% de los votos en la segunda vuelta de los comicios, contra 25,3% de su rival, según el sondeo realizado a la salida de los colegios electorales por el consorcio "Exit Poll National", que agrupa a tres institutos.

Tras la difusión de los resultados, Zelensky celebró la victoria y se pronunció ante sus seguidores. "Nunca los decepcionaré", prometió, desde su comando de campaña, donde rápidamente apareció para agradecer a sus partidarios.

En su mensaje también se dirigió a "todos los países del espacio postsoviético": "Aunque todavía no soy presidente oficialmente, como ciudadano de Ucrania puedo decir a todos los países postsoviéticos: '¡Míranos! ¡Todo es posible!'".

Zelensky es novato en política aunque ya fue "presidente", pero en la pantalla chica, en una serie de televisión titulada "Servidor del pueblo".

Conocido sobre todo por sus espectáculos de monólogos, el actor se benefició del descontento de los ucranianos con sus élites, consideradas corruptas e ineficaces, y por la decepción que deja el levantamiento prooccidental de la plaza Maidán, hace cinco años, que llevó al presidente saliente, Petro Poroshenko, al poder.

Comentá y expresate