Un episodio de violencia se vivió este miércoles, minutos antes de la medianoche, en una vivienda de Victoria. Los gritos de los involucrados alertaron a los vecinos, que decidieron llamar a la Policía.

El jefe departamental José Francisco Berón, detalló a AHORA que "un hombre se estaba peleando con los dos hijos de su actual pareja, de 18 años, mellizos. Uno de los jóvenes tenía un arma blanca". Ante la situación, en el Comando Radioeléctrico recibieron numerosos llamados de ayuda.

"Cuando el móvil policial llegó a la vivienda, pidieron a gritos que ingresaran los policías para detener la pelea. Cuando entraron con autorización de la dueña de casa, el hombre se reincorporó y empezó a agredir a personal policial, que lo retuvo y lo trasladó hasta la Jefatura Departamental", indicó Berón.

Tras la intervención, "invitamos a la señora a realizar la denuncia, pero no quiere. En la casa había una bebé de 13 días -hija de ambos- y ella dice que él nunca intentó agredir a la bebé", aseveró el jefe departamental. "La información que tenemos del llamado que queda grabado en el Comando Radioeléctrico es que el hombre quería matar a uno de los hijos", añadió.

El hombre quedó detenido por presunta resistencia y atentado a la autoridad. "Lo revisó el médico y estaba lesionado. Incluso se lo trasladó al hospital para realizarle una radiografía en una mano. Los jóvenes no sufrieron lesiones", relató.

"El hombre es agresivo y tiene antecedentes penales; estuvo detenido en la Unidad Penal de Victoria", indicó el funcionario. "Funcionarios policiales le hicieron una denuncia porque les profirió amenazas cuando intentaron detenerlo", agregó Berón. "El juez de Garantías determinó una medida de exclusión del domicilio. De todos modos, todavía no ha recuperado la libertad".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate