El narcotráfico siempre busca nuevas estrategias para que sus “mulas” lleven la droga de un país a otro. Y la “creatividad” parece no tener fin. Tanto, que en España un colombiano fue detenido en el aeropuerto de Barcelona mientras intentaba ingresar cocaína escondida en su peluquín.

Al hombre lo condenó el tamaño desproporcionado de la peluca, que atrajo la atención de la Policía Nacional española.

Los agentes encontraron en el interior del pelo postizo un paquete precintado y pegado a su cabeza con medio kilo de cocaína, consignó Rosario 3.

Comentá y expresate