La rama joven de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dio a conocer hoy el Premio Emprendedor Solidario Covid-19, que busca poner en valor la solidaridad y el esfuerzo de los jóvenes que, en circunstancias tan complejas como las actuales, piensan en lo colectivo y en el bien común.

El ganador fue el entrerriano Santiago Romero Ayala que, con su empresa Lumi, creó un sistema de desinfección sanitaria mediante luz ultravioleta germicida. “Es un aporte al país desde la producción y la industria nacional, con la cuota de creatividad que tenemos las pymes argentinas”, dijo Federico Pelli, presidente de CAME Joven.

Cabe recordar que el joven entrerriano en marzo mostró en Canal Nueve Litoral su propuesta, que ahora fue distinguida.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, la presidenta de la Comisión de Economías Regionales, Economía Social y Pymes del Senado de la Nación, Nora Del Valle Giménez, el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán, el presidente de CAME Joven, Federico Pelli, Luis Ceriotto, editor Revista Pyme diario Clarín, Paula Urien, editora diario La Nación, María Sol Urroz, periodista, Joan Cwaik, gerente de Marketing para Latinoamérica en Maytronics, y Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship IAE Business School, seleccionaron a los finalistas y al ganador.

“Este certamen tan especial reconoce a jóvenes emprendedores y/o empresarios que, ante las actuales circunstancias de pandemia que atraviesan nuestro país y el mundo, no han bajado los brazos y continúan en la búsqueda de soluciones a través de servicios o productos que permitan reducir el contagio y la propagación del virus en la sociedad”, explicó Pelli.

El sistema inventado por el bioingeniero Romero Ayala consiste en una desinfección inteligente de aire y superficies mediante luz ultravioleta led, en la misma línea que los equipos que se usan en el mundo para combatir al Covid-19. El aparato Lumi 19 desinfecta la mayor parte de la superficie alcanzada por la luz en 30 minutos de exposición, emitiendo suficiente energía como para destruir, literalmente, el ADN o el ARN de cualquier microorganismo que tenga al alcance.

Lumi fue creado como suplemento para los ciclos de limpieza hospitalarios con el objeto de reducir la tasa de infecciones intrahospitalarias producidas por bacterias, esporas, virus y otros microorganismos capaces de dañar la salud humana. Actualmente, los hospitales Posadas y Paroissien, de La Matanza, tienen uno de los equipos creado por el emprendedor entrerriano.

“Estamos convencidos de que a través de los sistemas que facilitamos vamos a lograr ambientes mucho más confiables. De esta manera, volver al trabajo, a la escuela, o a los diferentes espacios será una tarea más segura”, resaltó Romero Ayala.

Cabe destacar que tanto en el caso de Romero Ayala como en el de los otros 9 finalistas se trata de jóvenes empresarios que dejaron de fabricar sus productos habituales y pasaron a elaborar todo tipo de insumos para la prevención del contagio del Covid-19 o que se lanzaron con innovadores emprendimientos que sirven para mitigar la propagación de la pandemia.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate