En Concordia se investiga una denuncia por supuesta mala praxis tras la muerte de un hombre de 73 años. La víctima fue intervenida quirúrgicamente por segunda vez, luego de que descubrieran qué le causó una infección en el riñón: tenía un pedazo del catéter, informó a AHORAel fiscal Martín Núñez a cargo de la causa.

El concordiense había concurrido a realizar una intervención quirúrgica en el Sanatorio Concordia por una infección renal. Sin embargo, el paciente continuaba igual, por lo que los familiares lo llevaron de nuevo para realizarle otra operación con el mismo médico. Una vez en el quirófano sufrió una lesión en la arteria que le provocó la muerte.

"Los familiares dicen que hubo mala praxis porque el médico que lo trataba le puso un catéter en el riñon, se lo extrajo y quedó con infecciones urinarias. Hicieron una ecografía y vieron que un pedazo del catéter quedó adentro", sostuvo el fiscal, quien agregó que por esto volvieron a intervenirlo quirúrgicamente y falleció.

No obstante, el fiscal indicó que "no estaba dentro de los riesgos de la operación el fallecimiento". "Hicimos una autopsia y el resultado es que murió por un shock hipovolémico, es decir, perdió mucha sangre y le falló el corazón", sostuvo.

A partir de ahora, la Justicia deberá continuar investigando si hubo mala praxis. En caso de encontrarse irregularidades, se imputará a los profesionales que intervinieron.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate