Por el desperfecto de una bomba que inyecta el policloruro de aluminio al proceso de potabilización de agua potable, el suministro en distintos sectores de Paraná presentará transitoriamente turbiedad durante las primeras horas del día. Pese a su circunstancial turbiedad está garantizada su potabilidad, indicaron desde la Subsecretaría de Obras Sanitarias.

La situación se registró en la planta potabilizadora Echeverría, que aporta el 70% del caudal total a las redes distribuidoras del servicio.

De todos modos, el agua está clorada y atravesó el resto de todos los otros pasos pertinentes para su tratamiento, que abarcan desde el desarenado, la filtración y la cloración, entre otras. Por lo que pese a su circunstancial turbiedad está garantizada su potabilidad, ya que solo presenta otra coloración.

La función del policloruro de aluminio es acelerar la sedimentación de elementos sólidos en suspensión, en una de las primeras etapas del tratamiento del agua para su consumo.

Al detectarse la falla electrónica, personal de la Subsecretaría de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Paraná encaró su reparación y subsanó la situación. Pero parte del agua almacenada en los centros de distribución o inyectada en la red pública quedó afectada por esa avería.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas