La mayoría de las personas desconocen las capacidades de los cerdos para realizar actividades complejas. Se los asocia con la comida y el barro, pero en algunos casos se demostró que su inteligencia supera a la de los primates. En Sudáfrica hay un chancho muy particular que tiene talento para el arte. Pigcasso, bautizado así en honor a Pablo Picasso, pinta cuadros que son furor: lleva recaudados $70.000 dólares y tiene una galería de arte propia.

El singular artista, que tiene cuatro años, vive en el Farm Sanctuary en el valle sudafricano de Franschhoek, un santuario de animales propiedad de Joanne Lefson. Pigcasso se salvó de morir en un matadero cuando a las cuatro semanas de edad fue rescatado por la activista.

Joanne descubrió los dotes del chancho para la pintura cuando empezó a darle juguetes, incluídos pinceles, y vio cómo Pigcasso solía entretenerse con las brochas. El siguiente paso fue darle pinturas y lienzos. Sin embargo, el animal tuvo que ser entrenado para que no se aburra mientras pinta. Joanne tiene que darle comida y pelotas para que Pigcasso no se distraiga mientras da las pinceladas con su boca.

Una de sus últimas pinturas fue un retrato abstracto del Príncipe Harry, que fue vendido $2.700 dólares a un comprador español. Desde el Farm Sanctuary aclaran que todo el dinero que recauda el chancho va destinado al cuidado de todos los animales de la granja.

La obra del exintegrante de la Familia real británica pudo elaborarla en un par de minutos y que, a pesar de la actual controversia que rodea al segundo hijo del Príncipe Carlos de Inglaterra, logró representar a un Harry sonriente, con su característica cabellera pelirroja y sus ojos azules.

Comentá y expresate