Un auto cayó al arroyo Colorado de Paraná, a pocas cuadras de calle Rondeau. Afortunadamente, el vehículo no tenía ocupantes y no hubo que lamentar heridos.

Según las primeras informaciones, estaba estacionado, sin freno de manos. No obstante, se investigan las causas del hecho.

Se trata de un auto Toyota Etios de color blanco, que deberá ser retirado con una grúa de importantes dimensiones.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate