Un árbitro le prestó sus botines a un futbolista para que pudiera continuar jugando. El gran gesto tuvo lugar en la cancha del Club Almirante Brown de Federación.

El futbolista pudo regresar al campo de juego y el réferi, Mario Benítez, continuó impartiendo justicia pero en zapatillas.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate