Un adolescente fue hallado sin vida en la localidad de Aranguren, departamento Nogoyá. Tenía 14 años y su abuela lo encontró muerto en la cama. La Justicia intenta establecer las causas del deceso, por lo que ordenaron que se practique una autopsia en la Morgue Judicial de Oro Verde.

La víctima yacía en su cama, dentro de la casa de los abuelos. Se informó que estaba siendo tratado y medicado por un cuadro de conjuntivitis severa, según Infocontenidos. En el caso actúa el fiscal Federico Uriburu.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate