Gregorio Dalbón, uno de los abogados de Cristina Fernández de Kirchner, aseguró este viernes que la ex presidenta se presentará el próximo martes 21 a la primera audiencia del juicio oral por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz en favor del contratista Lázaro Báez.

"Por supuesto que va a ir. Cristina lo que más quiere es estar a derecho, porque se considera inocente. Le dije que se peine, que vaya divina para la foto y que sonría, porque conozco bien al Tribunal Oral Federal (TOF) 2 y sé que le van a abrir la jaula de la leonera para que le saquen fotos. Los flashes van a ser como armas", adelantó Dalbón.

En diálogo con Futurock, Dalbón dijo que la foto de CFK entrando al juicio "es como una cuestión de inicio de campaña de Cambiemos, porque están muertos y creen que con esto van a resucitar", publicó Clarín.

"Pero si creen que le va a hacer mella a una presidenta una foto después de toda la persecución que ha tenido; todas las difamaciones y causas armadas...", señaló.

Consultado sobre el proceso que se iniciará el martes en Comodoro Py, el abogado dijo que se trata de "una causa armada por la AFI, (Leonardo) Fariña, (Federico) Elaskar, (Mariana) Zuvic y (Jorge) Lanata".

"¿De verdad creen que esta causa puede llegar a algo? Cristina ya fue sobreseída en 44 obras estudiadas. Dijeron que no había delito. Y no se puede juzgar a la misma persona dos veces por el mismo hecho", agregó.

Sobre el curioso giro de la Corte Suprema, que torció su decisión de demorar el juicio, Dalbón afirmó que el Gobierno "salió a a apretar" al máximo tribunal.

"Es un problema de la Corte... si le tienen miedo al ministro (Germán) Garavano, que es un sinvergüenza... En esto hay un poco de presión del Gobierno, pero la Corte tampoco quiere jugarse el prestigio con un expediente tan político y que sabe que va a ser nulo. El TOF 2 debería haber suspendido el juicio; porque si ellos la hubieran juzgado después de que la Corte dijera que todo era legal, estaría todo bien. Ahora tienen una causa pseudo legal", argumentó.

Y amplió: "La sociedad cree que va a ser un proceso limpio y no es cierto. Acá no hay igualdad de armas, porque la Justicia argentina permite que esté la UIF, la AFI, Laura Alonso (de la Oficina Anticorrupción), los querellantes y el fiscal contra una única defensa. No hay igualdad. Y después tenés a tres jueces y sólo a Cristina del otro lado. Y sabemos que con ella hay una subjetividad especial...".

Comentá y expresate