Los estudiantes que egresan de la escuela secundaria en Paraná tuvieron este jueves por la noche el famoso "Último último día" de clases. El Parque Urquiza, en sus distintos espacios, reunió a unos 3.000 jóvenes, de los que sólo cuatro debieron ser atendidos por resultar afectados por exceso de alcohol.

Raúl Menescardi, subjefe de la Jefatura Departamental Policía de Paraná, destacó el comportamiento de los adolescentes. Además, contó el operativo especial que montaron para evitar consecuencias mayores.

"Se trabajó hasta las 4.20. Eran tres mil jóvenes. Es un número importante. El comportamiento de ellos fue bastante aceptable dentro del parámetro normal, más allá de algunos casos que habían ingerido demasiado alcohol", señaló.

En ese marco, informó: "Tuvimos cuatro casos en los cuales habían consumido una cantidad mayor de alcohol. Estaban descompuestos. En tres casos fueron los familiares que los buscaron. En el último fue trasladado en ambulancia al nosocomio local donde fue atendida y posteriormente a las 7 de la mañana se le dio el alta".

Según detalló, la mayoría de los estudiantes se había decidido a juntarse en la Plaza Petit Pissant -conocida también como "La Locomotora", por lo cual fue donde aseguraron más la zona. Además, destacó que "se cortó Laurencena para no tener ninguna consecuencia".

De todos modos, confirmó que también "se dispuso un operativo por parte de la Departamental Paraná que comenzó a las 23. Consistió en poner funcionarios en diferentes puntos la ciudad: la Plaza Mujeres Entrerrianas, el Patito Sirirí, el Rosedal y la Plaza Petit Pissant", contó al Nueve.

Finalmente, recordó que en todos los lugares no se los dejó ingresar con bebidas alcohólicas, más allá de que algunos ya habían hecho la previa en otros lugares.

Comentá y expresate