En un enfrentamiento a tiros con un grupo de seis delincuentes que habían asaltado a un motociclista, un efectivo de la Policía de Tucumán abatió anoche a uno de los sospechosos, de 17 años de edad.

El hecho, que tuvo lugar en la esquina de avenida Néstor Kirchner y calle Pellegrini, en el barrio Ciudadela de la capital provincial, avivó el debate sobre el desempeño de las fuerzas de seguridad tras el caso del policía bonaerense Luis Chocobar, quien disparó contra Juan Pablo Kukoc, uno de los ladrones que atacó al turista estadounidense Joe Wolek en La Boca.

Según información policial, pasada la medianoche, un agente de la División Patrulla Urbana de la Policía, vestido de civil, conversaba con un hombre que permanecía sentado sobre su motocicleta en la vereda, frente a un drugstore, cuando seis jóvenes que se movilizaban en tres motos irrumpieron en el lugar con intención de robarles. Dos de los delincuentes bajaron del rodado en el que circulaban y encañonaron al motociclista para exigirle que les entregue su vehículo.

De acuerdo a la información brindada por la fuerza, mientras uno de los sospechosos le apuntaba a la víctima, el uniformado se identificó, les dio la voz de alto y exigió que arrojen el arma. En ese momento, siempre según la versión policial, los sospechosos realizaron dos disparos, por lo que el efectivo sacó su arma reglamentaria y respondió la agresión.

En el tiroteo, el uniformado hirió a uno de los sospechosos, mientras que los otros delincuentes, a los tiros, emprendieron la fuga con la motocicleta robada. Cuando el policía intentó acercarse al sujeto que había caído, los otros sospechosos regresaron y, a los tiros, cargaron a su cómplice malherido en una de las motos y se lo llevaron.

Minutos más tarde, dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta dejaron al sospechoso que había herido el policía abandonado sobre la vereda del hospital Padilla de San Miguel de Tucumán, ubicado a pocas cuadras del lugar donde se produjo el enfrentamiento. El joven, que ingresó sin vida al centro asistencial, fue identificado como Víctor Robles, de 17 años.

Según el parte médico, el sospechoso presentaba dos impactos de bala en la región del tórax.

Desde la Fiscalía de Instrucción de la VI Nominación, a cargo de Adriana Reinoso Cuello, no ordenaron medidas privativas de la libertad en contra del policía involucrado en el tiroteo, cuya identidad no fue dada a conocer por las autoridades. No obstante, se dispuso el secuestro del arma reglamentaria del uniformado y se inició una investigación a cargo de la División Homicidios de la fuerza.

Fuentes judiciales informaron que también fue secuestrado, en el lugar donde se produjo el enfrentamiento armado, un revolver calibre 22 largo, que pertenecería a los presuntos delincuentes.

Hasta el momento no hay novedades sobre el paradero de los sospechosos que habían participado del asalto junto al menor abatido por el policía.

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Conflicto con el transporte: ¿qué es lo que más te preocupa?

La suba del boleto
Los horarios y frecuencias
Los recorridos
El estado de los colectivos
Tener que viajar amontonados
ver resultados

Las Más Leídas