Una nueva investigación judicial por delitos de lesa humanidad ocurridos en Entre Ríos fue elevada a la instancia oral. Se trata de la causa conocida como "Melli", que investiga la apropiación del hijo de Raquel Negro y Tulio Valenzuela nacido entre febrero y marzo de 1978 en Paraná, y cuya hermana melliza Sabrina Gullino Valenzuela Negro restituyó su identidad en 2008.

El debate oral y público comenzará el 6 de agosto en la capital entrerriana, y en el banquillo de los acusados estarán los médicos Miguel Torrealday, David Vainstub y Jorge Rossi, propietarios del Instituto Privado de Pediatría (IPP), institución donde estuvieron los menores tras el parto que tuvo lugar en el Hospital Militar de Paraná.

Cabe recordar que un cuarto médico propietario del instituto, Ángel Schroeder, falleció en 2014, cuando ya se investigaban los hechos mencionados.

Según adelantaron a AHORA desde la parte querellante, se espera un debate extenso que incluirá 87 testimonios y una inspección ocular en el lugar donde estuvieron los mellizos hacia 1978, antes de ser dados en adopción.

Cabe recordar que este expediente constituye un desprendimiento de la causa Hospital Militar, que llegó a la sentencia de primera instancia en 2011, con cinco condenas y una absolución. Allí se pudieron establecer las circunstancias en las cuales Raquel Negro dio a luz en el nosocomio castrense de la capital entrerriana, con el posterior traslado de los mellizos al IPP.

Numerosos testigos, entre ellos enfermeras que tomaron contacto con los recién nacidos, brindaron importantes detalles que contribuyeron a establecer de qué modo operó la maternidad clandestina que funcionó en la región durante la última dictadura. A partir de allí continuó la investigación en un nuevo expediente, que ahora llegará a juicio oral y público.

Desde H.I.J.O.S. Regional Paraná celebraron la noticia pero cuestionaron la "demora injustificable" que tuvo la causa. "Costó mucho llegar hasta esta instancia. Innumerables recursos legales, actos, manifestaciones y hasta un escrache en la casa de Torrealday, que hicimos el año pasado en el marco del encuentro nacional de H.I.J.O.S. La presión del movimiento de derechos humanos, víctimas y familiares finalmente dio como resultado una fecha precisa para este juicio tan postergado", destacaron.

Comentá y expresate