La localidad salteña de Rosario de Lerma, ubicada a 30 kilómetros de Salta Capital, está conmocionada por un aberrante episodio ocurrido el pasado martes donde un grupo de hombres interceptó a una menor de 13 años cuando salía del colegio y la violó.

Tres sujetos, uno de ellos menor de edad, fueron detenidos en los últimos días por la agresión que dejó a la víctima hospitalizada y en estado de shock, e investigan si hubo más participantes.

El hecho ocurrió el pasado 8 de mayo cuando la adolescente se dirigía hacía a su casa después del colegio y fue interceptada por un grupo de desconocidos. Uno de ellos le tapó la boca, le apretó el cuello y entre todos la llevaron a la fuerza hacia un terreno baldío, donde abusaron sexualmente de ella.

Como ella intentó resistirse al ataque, los hombres (se calcula que podrían ser hasta cuatro o cinco) la golpearon y la amenazaron de muerte. Después de la agresión la abandonaron entre los pastizales en estado de shock y prácticamente inconsciente. Sin embargo la adolescente logró levantarse y, luego de deambular por la zona, llegó a su casa y contó entre lágrimas lo que había pasado.

Sus familiares hicieron inmediatamente la denuncia y la menor debió ser asistida en el hospital Materno Infantil debido a las lesiones que presentaba, que constataron que fue violentamente ultrajada. Además, la víctima presentaba moretones en las muñecas, huellas compatibles con un intento de estrangulamiento y hematomas en el rostro, lo que indica que fue golpeada cuando intentó oponer resistencia al feroz ataque.

La Fiscalía Penal 3 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Cecilia Flores Toranzos comenzó una investigación que dio con el paradero de dos mayores y un menor, que fueron detenidos e imputados por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de participantes.

La fiscal solicitó además al Juzgado de Garantías interviniente y al Juzgado de Menores 3 que los tres detenidos no recuperen su libertad hasta que se complete la investigación y se realicen los estudios correspondientes que puedan constatar cómo fue el ataque.

En el marco de las investigaciones hubo intensos patrullajes en el terreno abandonado, donde encontraron ropa de la menor y el sitio exacto donde se habría concretado la violación.

"Ella está bien, evoluciona pero no quiere hablar del tema, es una adolescente muy chica y está shockeada", dijo a La Gaceta la psicóloga que la asiste, Carla Tiano. "Está vulnerable y por el momento prefiere no hablar de lo que vivió". Y agregó: "Afortunadamente tiene una familia que está junto a ella y colabora en la recuperación".

En tanto, este lunes los vecinos de Rosario de Lerma realizarán una marcha para pedir justicia por la joven y exigir mayor seguridad, según informó El Tribuno.

Fuente: Infobae

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate