Kimey Rivero, la joven entrerriana que atravesó dos trasplantes bipulmonares y una cirugía de tumor cerebral en la Fundación Favaloro de Buenos Aires, se encuentra en su casa de Santa Elena con síntomas y diagnóstico positivo de coronavirus a la espera de ser trasladada para recibir atención adecuada en el nosocomio especializado de la Capital Federal, pero desde allí alegaron falta de camas y rechazaron el pedido.Su madre, Paola Aguirre, sospecha que esto no es cierto; está desesperada y pide una solución urgente.

La mujer contó la situación que están atravesando. "El 12 de abril fuimos a la Fundación Favaloro a control, había disminuido su función pulmonar. Me dijeron que la traiga a casa y repita acá la espirometría, que le tocaba ayer, pero se sintió mal la semana pasada y el domingo la hisopamos de manera particular. Dio positivo", dijo.

"EN EL HOSPITAL SANTA ELENA NO HAY NADA"

A raíz del diagnóstico de coronavirus, a Kimey "la internaron acá en el Hospital Santa Elena pero no hay agua, no hay con qué higienizarse, no hay paracetamol, no hay nada", señaló Paola. "Me comuniqué con su médico vía WhatsApp y me dijo que lo correcto sería su traslado a la guardia de la Fundación Favaloro. Hice todos los trámites que corresponden, la obra social estuvo de acuerdo, ya tenía listo el traslado, pero desde Favaloro nos contestaron que no hay cama", lamentó.

"Ayer mandaron un rechazo a la obra social, que lo hizo llegar al hospital. Me decían que espere en el hospital, pero cómo voy a esperar ahí con una chica que tiene que tener todo limpio, higienizarse, si no hay agua. Por eso me la traje a casa y estamos acá", explicó a La Sexta.

PREOCUPA SU ESTADO DE SALUD

Acerca del estado de salud actual de Kimey, su madre contó que "no puede ni tomar agua porque tiene diarrea, vómitos y está sin comer nada".

"Me la quieren llevar a cualquier otro hospital y no puede ser, porque no saben cómo tratar su patología, ya me ha pasado que en un sanatorio de Buenos Aires casi me la matan, entonces tiene que estar donde la conocen a ella, donde la han trasplantado, donde hace cuatro meses le hicieron la cirugía de cerebro", expresó.

Además, subrayó: "Me dicen las chicas de adentro de la Fundación que sí hay camas, el tema es que dio Covid positivo; alguien se tiene que hacer cargo, no me la pueden dejar acá así, esto es urgente". "Es entendible la situación de la pandemia pero también es entendible la situación de Kimey tanto que luchó ¿para qué?", se preguntó.

En cuanto a la situación respiratoria, Paola dijo que su hija "por ahora, gracias a Dios satura bien". "Yo acá no tengo ningún equipo de oxígeno ya que la obra social se llevó todo después del segundo trasplante, lo único que tenemos es un nebulizador", cerró.

Fuente: La Sexta

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate