Finalmente, tras los reclamos de los jugadores, la federación de Turquía tomó la decisión de suspender la Superliga debido a la pandemia del coronavirus.

El lunes pasado habían resuelto jugar a puertas cerradas, algo que no cayó bien en los jugadores y que provocó el reclamo colectivo a la decisión, hasta el punto de que el jugador nigeriano Obi Mikel rescindió contrato con el Trabzonspor y fue apoyado por varios colegas, entre ellos el delantero colombiano Radamel Falcao, del Galatasaray.

El presidente de TFF, Nihat Özdemir, y el ministro de Deportes, Mehmet Kasapoğlu confirmaron este jueves la suspensión de la Superliga Turca y el resto de torneos de fútbol que se juegan en ese país, argumentando que la decisión se tomó de acuerdo al crecimiento de los contagiados en los últimos días en ese país - más de 200 casos y dos muertos-. La fecha de regreso se estudiará conforme a la pandemia.

Turquía era el único país de Europa que continuaba con el fútbol, aunque increíblemente hoy comenzará la temporada la liga de Bielorrusia, pese al incremento de los casos confirmados por coronavirus.

Aunque todos los clubes de Turquía brindaban garantías desinfectando sus sedes antes y después de cada entrenamiento, no era una medida de prevención acertada, teniendo en cuenta que la mejor opción es el aislamiento para evitar la propagación del virus.

Los jugadores argentinos que participan en dicho torneo son Gastón Campi, ex Racing, José Sosa, ex Estudiantes, (Trabzonspor), Gustavo Blanco, ex Arsenal, en Antalyaspor, y Héctor Canteros, ex Vélez, y Ezequiel Scarione, ex Boca, ambos en Ankaragucu.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas