Mónica Gutiérrez fue duramente criticada por haber presentado a Rodrigo Eguillor, acusado de abuso sexual y violación, como “el influencer de los últimos días en las redes sociales”.

El llamativo apodo que le destinó al acusado de delitos sexuales le valió el escarnio popular y una catarata de críticas en Twitter, misma red en la cual hizo su descargo, asegurando que lo hizo de manera irónica y que Eguillor representa lo peor de la sociedad machista y falocrática, además de pedir disculpas si ofendió a alguien.

Sin embargo, lo que más llamó la atención, es que su cuenta de Twitter (@MoniGPS), ahora está desactivada, lo que podría indicar que la periodista se hartó de los duros reclamos de los usuarios de la red social del pajarito o que pudo haber sido hackeada por parte de algún detractor.

Comentá y expresate