Tras la aparición de cruces esvásticas nazis, la Municipalidad de Paraná volvió a pintar la escalera de la diversidad en la barranca del Parque Urquiza. Desde la Comunidad Homosexual de Entre Ríos manifestaron su repudio por lo que ocurrió, que calificaron como "antidemocrático".

Carlos Fernández, referente del colectivo, expresó: "A nosotros nos pone muy triste, porque no es una afrenta a una comunidad específica como la judía o la homosexual, sino que es una afrenta a la raza humana. Representa el pensamiento más oscuro, retrógrado y siniestro de lo que fue el genocidio en el siglo pasado".

Mirá el video:

Embed

Comentá y expresate