La medida de fuerza, que consistió en una retención de servicios, había sido anunciada este miércoles y no se descarta que desde la Unión Tranviarios Automotor -UTA- puedan convocar a un paro en las próximas jornadas si el conflicto no llega a buen puerto.

El incumplimiento de las empresas es el pago de un tramo de la paritaria del 6,9%, que debía hacerse efectivo en enero. A fines de 2018, por el mismo motivo, se habían definido acciones similares.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate