El intendente de Paraná Adán Bahl, mediante decreto Nº 1062, promulgó la ordenanza Nº 9972, que establece sanciones con multas que oscilan entre los 270.000 y los 2.231.000 pesos a quienes realicen fiestas clandestinas o privadas durante la pandemia del Covid – 19, en esta capital.

La norma, sancionada por el Concejo Deliberante en la sesión ordinaria del 3 de junio pasado, incluye entre los infractores a la misma a aquellas personas de organizar, promocionar, realizar, prestar servicios y concurrir a fiestas privadas, clandestinas, bailes o cualquier tipo de espectáculos de características similares, que se realicen en locales no habilitados al efecto -ya sea al aire libre o en espacios cerrados- sin autorización municipal previa, que pongan en riesgo la salud pública y que se lleven a cabo en violación a las restricciones dispuestas por los poderes ejecutivo nacional, provincial o municipal, en lo que respecta a reunión de personas.

Se establecen como sujetos alcanzados por la presente ordenanza, y susceptibles de sanciones, a toda persona humana o jurídica, residente o no en la ciudad de Paraná, que incurra en una o más de las sanciones tipificadas en la misma.

Según lo anticipara la viceintendenta Andrea Zoff, el dinero que se recaude en concepto de las multas a aplicar será destinado al fondo que por la suma de 10 millones de pesos ha decidido designar el gobierno municipal, en concepto de asistencia económica a pequeños y medianos comerciantes locales afectados en su actividad por la pandemia.

El decreto reglamentario dictado por el Departamento Ejecutivo, faculta a la Secretaría Legal y Administrativa, a través de la Dirección General de Habilitaciones, Concesiones, Uso de Espacios, Control Urbano, Control Nocturno y Bromatología, y de los Juzgados de Faltas del municipio, para la implementación y reglamentación de la ordenanza.

Comentá y expresate