Después del endurecimiento de los controles del Banco Central sobre el el mercado de cambios para desalentar consumos en el exterior, compra de divisas para ahorro y operaciones cambiarias con bonos, el centro de atención se trasladó al mercado informal, que opera por fuera del férreo cepo.

Y el blue sube en la apertura a un récord de $145 después de las nuevas restricciones del Banco Central. La divisa sube 14 pesos o 10,7% y la brecha con el solidario, a $130,76 (Banco Nación), es de 10,9 por ciento. En ese contexto, varios bancos de la City suspendieron la venta de dólares para adaptar sus sistemas informáticos.

La entidad monetaria mantuvo el límite de compra de divisas para atesoramiento, denominado ‘dólar ahorro’, en 200 dólares mensuales, con un impuesto del 30%, pero ahora quien haga la operatoria tendrá un nuevo recargo del 35% como anticipo del Impuesto a las Ganancias, que llevó al dólar minorista por encima de los 130 pesos, casi en una convergencia con las cotizaciones alternativas en la Bolsa y el mercado paralelo.

El dólar mayorista asciende seis centavos, a 75,25 pesos. En el transcurso de 2020 suma un incremento del 25,6 por ciento. La brecha entre el oficial mayorista y el dólar blue alcanza al 92,7 por ciento. En el promedio de bancos el dólar minorista promedia los $131,26 para la venta, con la doble imposición del impuesto PAIS y el anticipo de Ganancias.

Un dato importante que explica por qué escala el blue es que la oferta en el mercado paralelo se extinguió por el salto del dólar solidario. En las “cuevas” están tomando a la divisa a $139, con lo que la ganancia por las operaciones del “puré” -comprar oficial y vender en el informal- dejan una ganancia muy exigua de $2.748 cada USD 200, que no amerita correr el riesgo de desprenderse de las divisas, publicó Infobae.

Comentá y expresate