Marcelo Lischet, empresario integrante de Buses Paraná, se refirió al conflicto por el que atraviesa el transporte público de pasajeros en gran parte del país y especialmente en la capital entrerriana.

"El tema de transporte se ha agravado por la pandemia, pero esto viene de arrastre. No hay una solución de fondo para los problemas que arrastra todo el interior del país. Hoy la preocupación principal es restablecer los servicios, que vemos bastante difícil", indicó, en el marco de un nuevo paro.

"Los conflictos con nuestros empleados nacen en la falta de recursos. Sin ingresos es muy difícil hacer frente a los salarios", precisó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate