Y parece que Drácula tenía razón, nomás. El “Príncipe de las tinieblas” usaba la sangre que bebía de sus jóvenes víctimas para mantenerse inmune al paso del tiempo. Se trata de una ficción, desde luego, pero en general, se sabe, la realidad suele sorprendernos más. Y sin dudas este es uno de esos casos, aunque luego quede como casi siempre en un quizás.

Sucede que el gran sueño de la humanidad de vencer al tiempo (o, al menos, domesticarlo) podría convertirse en una realidad si imitáramos a ese personaje de finales del siglo XIX, y nos dedicáramos a beber sangre humana joven. Lo que además reduciría las posibilidades de que desarrollemos trastornos relacionados con la edad.Al menos así lo asegura un nuevo estudio que por estos días está reabriendo una vieja polémica.

Dicho más simple, un grupo de científicos dice haber descubierto que beber sangre humana joven podría retrasar el envejecimiento,además de reducir las posibilidades de desarrollar trastornos relacionados con la edad, como cáncer y enfermedades del corazón.

Para aseverar tal cosa, los científicos se basan en el hallazgo de que los factores sanguíneos tomados de animales más jóvenes mejoran la salud de las criaturas más viejas.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista Nature, fue realizado por investigadores de University College London (UCL), y forma parte de una ola de estudios y ensayos respaldados por el cofundador de PayPal,Peter Thiel, una empresa emergente de San Francisco llamada Ambrosia.

"Mucha gente considera el envejecimiento como "natural" y, por lo tanto, no debes interferir con la naturaleza. Pero siempre hemos considerado un imperativo ético curar la enfermedad donde la encontremos", contó la autora del estudio, la genetista Dame Linda Partridge.

Ensayos separados de Ambrosia involucraron a 70 participantes, todos de 35 años o más.Luego de recibir plasma, el componente principal de la sangre, de voluntarios de entre 16 y 25 años, los investigadores notaron mejoras en los biomarcadores de diversas enfermedades.

Ambrosia actualmente ofrece plasma sanguíneo para adolescentes a clientes a un costo de 8 mil dólares por 2 y medio litros de sangre.

Los ensayos UCL mostraron que los ratones más viejos no desarrollaron enfermedades relacionadas con la edad después de recibir sangre joven.

Los ratones también mantuvieron una función cognitiva aguda.

Lo opuesto fue cierto para los ratones más jóvenes inyectados con sangre vieja.

"La investigación en animales es necesaria para establecer las consecuencias a largo plazo y los posibles efectos secundarios", cerró Thiel.

Sangre de gladiadores y vírgenes

En tiempos romanos se animaba a los enfermos, especialmente a los epilépticos, a que acudieran a peleas de gladiadores.

Se esperaba que se curaran tras beber la sangre de un combatiente recién muerto.

Sin embargo, en siglos posteriores la práctica médica se centró más en la sangría, un tratamiento basado en la extracción de sangre, que en el consumo de la misma.

Según explica el médico y periodista de BBC, Michael Mosley, en la práctica médica ha sido más frecuente la sangría que el consumo de la misma. “No obstante, la fe en el poder curador y regenerador de la sustancia persistió”.

Por ejemplo, se dice que en el siglo XVI la condesa húngara Elizabeth Bathory tomaba baños de sangre de 650 vírgenes sacrificadas, con la esperanza de que esto le ayudara a conservar su propia juventud.

“Las transfusiones de sangre han salvado vidas durante décadas. Además, es indudable que el fluido es en sí mismo extremadamente nutritivo”, sostuvo Mosley, que en 2015 realizó un experimento ingiriendo “un embutido con mi propia sangre y comérmelo”.

Aunque me lo pensé bien, porque además de su alto contenido de hierro, proteínas y vitamina C, la sangre es muy calórica. De hecho, un mililitro de sangre tiene el doble de calorías que esa misma cantidad de cerveza. Pero las leyendas cuentan que la sangre fresca puede hacer mucho más que simplemente nutrirnos y que tiene un poder transformador. Y la ciencia moderna, al menos en lo que se refiere a las transfusiones, parece respaldar lo que dicen las fábulas”, contó en ese momento.

Además, Mosley se sometió a la terapia facial con plasma rico en plaquetas. “Cuando pregunté qué cambios debería esperar tras inyectarme el plasma, me contestó: "En un par de semanas deberías notar diferencias en el tono y la textura de tu piel. Debería parecerse más a la del trasero de un bebé. Así que me sometí a la terapia y un par de semanas más tarde, justo como había prometido, percibí algunos cambios sutiles”.

Ricos y famosos: los adelantados

Como suele suceder en una sociedad marcada por el consumo,las personas que cuentan con mayores recursos pueden acceder primero que nadie a los grandes avances de la ciencia. Mucho, pero mucho más rápido que el resto de los mortales. Ya se sabe: “la plata no hace a la felicidad, pero ayuda”.

En el caso de la terapia con sangre, varios son los ricos y famosos que ya se han sometido.

La actriz Kim Kardashian es una de ellas.Kardashian realiza una terapia que consiste en tomar su propia sangre, centrifugarla, extraerle el plasma e inyectárselo en la cara. Por extraño que parezca, en el ámbito de la investigación científica, el uso del plasma rico en plaquetas (PRP) para curar y reparar está muy en boga en la actualidad.

sangre 2.jpg

Janet Hadfield, directora de una empresa llamada Biotherapy Services dedicada a la investigación de ese tipo de plasma, le contó a la BBC que el PRP ha sido utilizado durante años para ayudar a la cicatrización de las heridas y para tratar lesiones deportivas.

Y dice que entre los aficionados a la terapia se encuentran el golfista Tiger Woods y el tenista Rafael Nadal.

“También el Royal London Hospital de Reino Unido ha llevado a cabo ensayos con PRP para ver si la sustancia ayuda curar con más rapidez las heridas de los pacientes con diabetes tipo 2, los más propensos a sufrir llagas que no cicatrizan. Y los resultados sugieren que el tratamiento es efectivo”, agregó Mosley.

De momento nadie está seguro de cómo es el proceso, pero un estudio publicado hace años en la Journal of Plastic and Reconstructive Surgerydescubrió que extraer plasma por centrifugación libera un nivel significativo de factores de crecimiento que ayudarían a la cicatrización de las heridas y al aumento del colágeno.

Voces en contra

Ante la gran difusión y aumento en la cantidad de gente que está probando beber su propia sangre en busca del elixir de la juventud, el sitio especializado Popular Sciencereunió una serie de argumentos para aconsejar que no se haga.

Veamos cuáles son:

*Beber sangre humana puede enfermarte mucho

Para empezar, mucha sangre conlleva algún tipo de patógeno.Beber sangre infectada es una gran manera de contraer su propia infección. Y a diferencia de los animales que han evolucionado para vivir de la sangre, los humanos pueden terminar con sobredosis de hierro si se excede.

Hay personas que se sienten obligadas a beber la sangre de los demás, e incluso siguen las reglas para asegurarse de que lo hagan de manera segura y consensuada. Algunas de las personas que hacen esto sienten que tienen una afección médica genuina que se mejora mediante la ingestión de sangre, pero es importante que hable de estos síntomas y sentimientos con su médico.

La investigación es muy necesaria para determinar si los vampiros clínicos sufren de una dolencia médica, síntomas psicosomáticos, enfermedad mental o alguna combinación de los tres. Muchos dicen que con mucho gusto cambiarían a suplementos más aceptables socialmente si también funcionaran.

*Tampoco se inyecte sangre humana

Hace un par de años, la policía en el condado de Bucks, en Pennsylvania recogió a un hombre que llevaba un frasco de líquido rojo sin marcar. Durante el interrogatorio, el hombre de 33 años explicó que contenía sangre humana y fentanilo, un analgésico 50 a 100 veces más potente que la morfina. Es un eufemismo para referirse a la sangre.

“Si realmente anhelas algo de sangre, al menos considera primero probar los tipos no humanos. Es una gran fuente de proteína. Puedes curarlo en salchichas, espesarlo en salsas o sopas, o incluso ponerlo en un panqueque”, refuerza Popular Science.

Al igual que todos los productos de origen animal, la sangre puede transmitir enfermedades y producir bacterias dañinas si se almacena inadecuadamente, por lo que es importante que use la misma discreción que con un trozo de carne.

*El estudio en cuestión ni siquiera sugirió que debiera beber sangre humana

Ahora puede estar preguntándose por qué los científicos están sugiriendo que bebamos la sangre de nuestros jóvenes. Bueno, puede estar seguro: no están haciendo eso. En una carta de revisión en la revista Nature titulada "Enfrentarse a los desafíos globales del envejecimiento", los investigadores se centraron en un tema muy real y apremiante: el hecho de que las personas en general viven más tiempo, pero que no necesariamente están pasando un buen momento.

A medida que la gran generación del baby boom se acerca a la vejez, debemos encontrar formas de mantener sanos a nuestros ancianos en lugar de simplemente mantenerlos cerca.Dirigido por Linda Partridge del University College de Londres, el equipo trabaja sobre varios problemas que enfrenta nuestro envejecido planeta y cómo podemos enfrentarlos mejor.

*La refutación específica al estudio publicado en Nature

Uno de los muchos aspectos de la investigación sobre el envejecimiento que los autores mencionan: estudios en los que la inyección de proteínas del plasma sanguíneo a partir de cordones umbilicales humanos previno el deterioro cognitivo en ratones.

Ambrosia afirma haber progresado en este sentido en pruebas con humanos; pero debido a que no han compartido sus datos con la comunidad científica, sus informes son extremadamente sospechosos. Ambrosia afirma haber progresado en este sentido en pruebas con humanos; pero debido a que no han compartido sus datos con la comunidad científica, sus informes son extremadamente sospechosos.

Como señala el sitio de comprobación de hechos Snopes, algunas publicaciones no tan buenas decidieron vincular esto con la investigación (inédita, y por lo tanto totalmente imposible de verificar) de Ambrosia LLC, una empresa contra el envejecimiento respaldada por Silicon Valley Vamp Peter Thiel.

Aquí está el estado de la ciencia: algunos estudios en animales en etapas muy tempranas sugieren que los mamíferos pueden obtener algún tipo de beneficio de la infusión de ciertos tipos de proteínas que se encuentran en la sangre joven.Ambrosia afirma haber progresado en este sentido en pruebas con humanos; pero debido a que no han compartido sus datos con la comunidad científica, sus informes son extremadamente sospechosos. Es justo asumir que no están tan lejos como quisieran que pensaran sus inversores.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate