Un jubilado español de 83 años y oriundo de Madrid patentó una solución para mejorar la seguridad en las rotondas. Se trata básicamente de un cordón con luces que va instalado en los bordes de las mismas a fin de hacerlas más visibles.

Leonardo Azcona (así se llama) trabajo varios meses para presentar primero un molde de madera. Se los mostró a sus hijos y les pidió que lo patentaran por él, que se encargaran del trámite correspondiente. No fue una tarea sencilla, asegura.

Lo que patentó Azcona es un cordónconstruido en hormigón armado de un metro de largo, con un hueco de 43 centímetros. Allí mismo se instalan unas luces Led que pueden ser de hasta 20 colores distintos, con un policarbonato que las hace más visibles y resistentes. Un camión podría pasarlas por encima sin romperlas.

La instalación de este sistema se termina en alrededor de tres días. No requiere obras previas, ni rebaje de la calzada o sustitución de los cordones originales. Solo se deben pegar con resinas de alta resistencia a los cordones ya existentes.

"Si se instalan estos cordones el conductor ya sabe que se está acercando a una rotonda y puede reducir la velocidad. Serían mucho más efectivas en las carreteras que no están iluminadas", explicó Azcona. Además, dice que "resultan visualmente bonitos y mejoran la estética urbana".

Embed

Por ahora, su invento fue instalado en rotondas de varios municipios de Madrid, como Torrelodones (allí vive este jubilado español), Humanes y Leganés, entre otras localidades.

Por contar con tecnología Led, el consumo de energía es bajo. Alcanza con conectarlos a una toma cercana, como puede ser la de una farola o la red eléctrica de una fuente. Y, como están enlazadas al alumbrado público, se encienden a la noche y se apagan en condiciones de buena visibilidad, publicó TN.

Comentá y expresate