Siete fueron los testigos que comparecieron este lunes en la decimosegunda audiencia del juicio oral y público de las causas Narcoavioneta y Narcomunicipio, que busca establecer el rol de la banda comandada por Daniel "Tavi" Celis y su presunto vínculo con la gestión municipal.

La novedad de la jornada fueron los testigos propuestos por la defensa de Fernanda Orundes Ayala, actual pareja de Celis, que en los años que se investigan desarrolló una tarea social y política en el Movimiento Vecinalista del Oeste.

Las cuatro testigos propuestas por el defensor oficial subrogante Alejandro Castelli, quien representa a Orundes Ayala, fueron Paola Céspedes, Patricia Sandoval, Silvia Ferreyra y Marikena Noemí Cáceres. Todas ellas se refirieron a la acción social desarrollada por la imputada y el grupo al cual pertenecía en el oeste de la ciudad, como así también a la relación que mantuvieron con la actual gestión durante las elecciones de 2015 y después.

De acuerdo a los testimonios, el Movimiento Vecinalista del Oeste y por su intermedio Orundes Ayala repartía alimentos, guardapolvos, mercadería, bolsones y demás elementos para aquellas personas de la zona. Las preguntas del defensor se orientaron a destacar la tarea política de la imputada y la naturaleza de su vínculo con el municipio.

Cabe aclarar que Orundes Ayala fue identificada en la investigación como expareja de Celis, aunque al momento de la identificación, al comienzo del juicio oral y público, aclaró que actualmente mantienen una relación.

Los otros testigos de este lunes fueron propuestos por las defensas de los hermanos Ghibaudo y de Patricio Larrosa, mientras que para este martes se espera la presencia de nuevos testigos de parte y de un integrante de la Policía Federal Argentina (PFA).

Comentá y expresate