Una joven de 18 años oriunda de Esquina -Corrientes- denunció haber sido captada por una comunidad gitana en Paraná. La chica logró escapar de allí, gracias al accionar policial, luego de haber podido pedirle auxilio a su familia.

Todo comenzó hace algunos meses. La joven conoció a un muchacho de Paraná a través de las redes sociales. Él la invitó a venir a la provincia e incluso le pagó los pasajes. El domingo llegó a la capital, y a partir de allí comenzó a vivir una pesadilla.

Desconociendo el origen del joven, la chica comenzó a vivir en una comunidad gitana, sin serlo ella precisamente. La obligaron a vestirse y adoptar costumbres de esa comunidad.

A través de un celular logró tomar contacto con su familia e inmediatamente se comunicaron con la Policía, que informó a la Justicia. Rápidamente un exhorto judicial solicitó que se intervenga a través de la División Trata de Personas, que encontró a la muchacha en una vivienda de calle Newbery.

Desde la Justicia, y por su propia voluntad, la joven volverá a Esquina lo antes posible.

La situación legal quedará en manos de la Justicia correntina, dado que la víctima es oriunda de esa provincia. Aún se desconoce el encuadre legal bajo el cual se tramitará la situación.

Comentá y expresate