El próximo miércoles, el Congreso discutirá en la Cámara Baja el proyecto de ley para despenalizar el aborto. Frente a este escenario, el debate se instaló en la mesa de Mirtha Legrand.

La actriz Jorgelina Aruzzi, referente a favor de la legislación, fue una de las que primero salió a plantear su postura en disidencia con las palabras que esgrimió Marcela Morelo, quien adoptó a tres hermanos y declaró que agradecía que la madre biológica no haya interrumpido sus embarazos.

“Tiene que salir la ley”, comenzó diciendo la actriz. “Yo estoy en contra del aborto”, se sinceró Legrand y la salida de Aruzzi sorprendió: “No aborte, Mirtha”.

Enseguida, quien salió al cruce fue Analía Franchín quien dijo que “no soportaba cierta postura cool de algunas actrices frente al tema”. “Cuando escucho a una famosa diciendo que conoció a un montón de amigas a abortar, como si fueran a la peluquería, me choca mucho”, agregó la periodista.

Ángela Torres sostuvo en forma inmediata que le parecía “una tontería su comentario y no había nada de cool”. “Nos estamos uniendo y luchando contra esta realidad”, concluyó la actriz.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate