Un paranaense con problemas de adicciones fue detenido tras protagonizar una serie de disturbios en la casa de familiares. Tuvo que intervenir la Policía y pasó la noche en la Alcaidía de Tribunales.

Se trata de un hombre de 38 años, quien fue echado por su madre y fue parar a la casa de una sobrina en la zona de Los Ceibos y Facundo. Allí el muchacho comenzó a provocar inconvenientes, lo que motivó que llamaran a la Policía.

Durante la llegada del personal de Comisaría Novena, el sujeto estaba a los gritos amenazando con el cuchillo a los familiares, por lo cual fue inmediatamente aprehendido.

Se puso en conocimiento del suceso a la Fiscalía en turno, disponiendo el alojamiento del agresor en Alcaidía de Tribunales, procediéndose al formal secuestro del arma blanca, recepcionándole en sede judicial la correspondiente denuncia a los presentes en la vivienda.

Comentá y expresate